La gimnasia abdominal hipopresiva es un método creado por el Dr. Marcel Caufriez en los años 80. En general, es una gimnasia que aumenta considerablemente el tono de la faja abdominal, que reduce la talla y que nos ayuda a conseguir un vientre plano. Además de tonificar los músculos del suelo pélvico.

La técnica hipopresiva consiste en una serie de posturas, que combinadas con una una apnea respiratoria, hacen que el diafragma se eleve y actúe, por un lado elevando las visceras del suelo pélvico (útero-vagina,uretra-vejiga, recto e intestinos), y por otro, gracias a una contracción refleja del suelo pélvico se tonifique la musculatura de este.

La ventaja de la técnica hipopresiva frente a los abdominales clásicos, es que no se produce una hiperpresión abdominal provocando un descenso de la musculatura pélvica y de los órganos abdominales. Al contrario, este método fortalece la musculatura del periné, y de esta manera se genera un mejor sustento de las vísceras de la zona simultáneamente.

La ejecución de estos ejercicios se puede realizar en pequeños grupos o en sesiones individuales.

 

¿A QUIÉN ESTÁ DIRIGIDA?:

Se recomienda tanto a hombres como mujeres que quieran mejorar su tono abdominal con un objetivo preventivo, rehabilitador o exclusivamente estético con el fin de conseguir un vientre plano sin perjudicar ni el suelo pélvico, ni la espalda, así que también está indicada para personas con problemas de espalda y cervicales.

Está especialmente indicada como complemento en el tratamiento de la incontinencia urinaria, el estreñimiento o los prolapsos leves (en el caso de las mujeres). Siempre con un diagnóstico previo del especialista correspondiente.

En la menopausia, preferiblemente como prevención, antes de que el cambio hormonal nos debilite la musculatura, otro de los factores causantes de incontinencia.

Personas, principalmente mujeres, que practican deportes de impacto, como tenis, equitación, saltos, y los que producen una fuerte tensión abdominal.

Y sobre todo, la práctica de estos ejercicios de gimnasia abdominal hipopresiva ayudan a aquellas mujeres que han dado a luz y quieren recuperar su figura sin lesionar su suelo pélvico.

 

¿POR QUÉ HACER GIMNASIA HIPOPRESIVA?:

Consigue recuperar completamente la musculatura tanto si se acaba de tener un parto, como si se está pensando en otro embarazo y la recuperación del anterior no ha sido completa.

Previene el descenso de útero, vejiga y/o recto.

Mejora y previene problemas de incontinencia de orina, heces o gases.

Debilidad o separación de los músculos abdominales.

Estreñimiento, tránsito intestinal lento o dolores abdominales.

Reorganización postural, siendo de gran ayuda en casos de escoliosis, hernia de disco, y todas las patologías relacionadas con un déficit postural.

Mejora de la experiencia sexual

Incrementa el rendimiento deportivo.

Después de una cirugía abdominal o ginecológica.