Las bebidas isotónicas, (se llaman así por que tienen una concentración similar de sales minerales y azucares que la sangre) tienen la finalidad de rehidratarnos y recuperarnos después de un ejercicio intenso o de larga duración ya que reponen de forma rápida el agua y los minerales que hemos perdido… Estas bebidas únicamente reponen las substancias que se pierden durante la actividad física.

Beneficios: Alargan y mejoran el rendimiento físico mediante la rehidratación y la recuperación de las sales perdidas durante el deporte. Además estas bebidas colaboran a retardar la fatiga.

Las personas que realicen un ejercicio moderado de duración inferior a una hora no tienen por qué consumir bebidas isotónicas, a menos que existan altas temperaturas o el deportista este sudorando en exceso. Por tanto a los deportistas que a diferencia de los anteriores realicen deportes intensos de más de una hora de duración se les recomienda que empleen estas bebidas para mejorar su condición física.
Las personas que no realizan deporte no es conveniente que las consuman estas bebidas por que estarán aportando minerales extras al cuerpo cuando realmente no los necesitan.

Fabrica tu propia bebida isotónica:
1 litro de agua
1 cucharada sopera de miel
1 pellizco de sal
El zumo de 1ó 2 limones

Fuente: http://www.elrincondelafisioterapia.com/bebidas-isotonicas/41